top of page

3 razones por las cuales desayunar chilaquiles te ayudará a dormir mejor

¿Dormiste mal ayer? ¿Empezaste la mañana con mucho estrés? ¿Sientes que no puedes despertar? Todavía peor, ¿aún no desayunas?




Todo esto puede estar relacionado entre sí y estar metiéndote en un ciclo vicioso de mal sueño, mal humor y malas decisiones de comida. El porqué es muy fácil: el desayuno va a marcar el ritmo del día. Específicamente, un desayuno con una buena cantidad de proteína, como unos chilaquiles Yunno, te puede ayudar a resolver todos estos problemas. ¿Cómo? ¡Sigue leyendo!

1. Impacta los niveles de azúcar en la sangre


Lo que comas en el desayuno afecta directamente los niveles de azúcar en la sangre. Si empiezas la mañana con una comida rica en carbohidratos y azúcares simples –como un pan dulce, donas y café,  o una coca y un sándwich de pan blanco– es más probable que el azúcar se ponga como loca, brincando de arriba para abajo. Tanto relajo en tus niveles hace que todo el día te sientas cansado por las fluctuaciones e incluso que tengas insomnio o te despiertes por la noche porque tu nivel de azúcar se desploma. En cambio, empezar el día con proteínas, fibra y algo de carbohidratos le da estabilidad al azúcar a lo largo del día e incluso durante la noche.



2. Regula tu reloj biológico 


Un desayuno completo ayuda a que tus relojes circadianos periféricos funcionen correctamente. Estos relojes, que están distribuidos en células por todo el cuerpo, funcionan con el estímulo de la luz solar y la comida. En pocas palabras, si tus relojes no reciben luz natural y alimento, el cuerpo no sabe si es hora de despertar o de dormir. Por lo tanto, saltarte el desayuno o comer a medias desorienta estos relojes y, probablemente, es parte de lo que te está manteniendo despierto en las noches y lentísimo en las mañanas.





3. El desayuno ayuda a equilibrar el consumo de proteínas.


Digamos que comer una buena cantidad de proteínas en la mañana es empezar con el pie derecho. A veces pensamos que debemos guardarlas todas para la comida o para la cena, pero lo ideal es comerlas a lo largo de todo el día porque si las dejas sólo para un momento del día sólo aprovechas una parte. ¿Y qué tiene que ver esto con tus niveles de ansiedad, estrés y con dormir mal? ¡Pues las proteínas son una de las partes más importantes! Para empezar, comerlas mejorará tu calidad de sueño. Además, combinadas con algo de carbohidratos, ayudan a que tu cuerpo tenga disponible el  aminoácido L-triptófano. Este componente aumenta la serotonina (hormona de la felicidad) y la melatonina (hormona del sueño). 


¿Todavía dudas del poder de las proteínas para mejorar tu día a día? Espero que no, porque como ya leíste, comerlas te puede ayudar a nivelar tu azúcar, regular tus horas de sueño y liberar las hormonas que tu cuerpo necesita para estar y sentirse bien. Hay muchos desayunos ricos en proteínas, desde un smoothie hasta un huevo revuelto, pero a veces el antojo o la prisa ganan y acabamos comiendo garnacha. Pues te tengo buenas noticias, porque los chilaquiles podrían ser la solución tanto a la necesidad de ingesta de proteínas, como al antojo y lo rápido de tu mañana.





Ojo: los chilaquiles que te ayudarán a estar de buenas y mejorar tu sueño no pueden ser de cualquier tipo. Deben ser la combinación correcta de proteínas, grasas buenas y fibra. Por ejemplo, si te comes una torta de chilaquiles prácticamente estás llenándote sólo de carbohidratos; si te los comes sin pollo o huevo le estás diciendo adiós al objetivo de comer las proteínas; y de plano si están rebozados en aceite te estás llenando de grasas malas. Para que tus chilaquiles te ayuden a dormir mejor te tienes que fijar en que sean como los Chilaquiles Yunno: horneados sin grasa, de ingredientes naturales, sin azúcares añadidos, con totopo de proteína y con pollo o proteína vegetal. Ahora sí, con este tipo de chilaquiles vas a empezar y terminar el día muy, pero muy bien.


60 visualizaciones0 comentarios

Comments


bottom of page