top of page

Desayunar para Disminuir la Ansiedad: La Importancia de Empezar el Día con el Pie Derecho


¿Alguna vez has notado que cuando te saltas el desayuno, te sientes más irritable, ansioso o incluso con dificultades para concentrarte? Bueno, resulta que hay una buena razón científica para eso. En este artículo, exploraremos cómo el desayuno puede ayudar a disminuir la ansiedad y mejorar tu bienestar mental y emocional.


Desayuno Yunno
Un desayuno balanceado no es solo cuidar lo que comes, es mejorar tu estilo de vida



1. Regulación del Azúcar en Sangre:

Cuando te levantas por la mañana, tu cuerpo lleva varias horas sin comida. Saltarse el desayuno puede llevar a niveles bajos de azúcar en sangre, lo que puede desencadenar síntomas de ansiedad como temblores, nerviosismo e irritabilidad. Un desayuno equilibrado que incluya carbohidratos complejos, proteínas y grasas saludables puede ayudar a mantener estables los niveles de azúcar en sangre, evitando picos y caídas bruscas que pueden contribuir a la ansiedad.


Mujer sin energía
No desayunar tiene un alto impacto en tu cuerpo



2. Aumento de los Neurotransmisores:


Los alimentos que consumes en el desayuno pueden afectar la producción de neurotransmisores en el cerebro, como la serotonina, que está asociada con la regulación del estado de ánimo y la ansiedad. Por ejemplo, los carbohidratos complejos, como los que se encuentran en la avena o el pan integral, pueden aumentar los niveles de serotonina en el cerebro, lo que puede ayudar a reducir la ansiedad y promover la sensación de calma y bienestar. Con productos como Yunno! obtienes avena e ingredientes beneficiosos para tu salud, liberándote del estrés de tener que cocinar por las noches o levantarte mucho más temprano.


Desayunando Yunno
Recuerda que comer sano no tiene que ser complicado




3. Mejora de la Concentración y el Enfoque:

Un desayuno saludable proporciona al cuerpo y al cerebro la energía y los nutrientes necesarios para funcionar de manera óptima durante el día. Cuando te alimentas bien por la mañana, es más probable que tengas una mejor concentración, enfoque y rendimiento cognitivo, lo que puede ayudar a reducir los sentimientos de estrés y ansiedad asociados con la sensación de abrumarse o no poder hacer frente a las demandas del día.


Mujer trabajando
Tener la mente despejada nos ayuda a trabajar más rápido y mejor.




4. Reducción de los Antojos y la Compulsión Alimentaria:

Saltarse el desayuno puede aumentar el riesgo de antojos de alimentos poco saludables y comportamientos de alimentación compulsiva más tarde en el día. Un desayuno equilibrado y satisfactorio puede ayudar a mantener a raya estos antojos, lo que puede contribuir a una relación más saludable con la comida y reducir la ansiedad relacionada con la preocupación por el peso o la imagen corporal.


mucha comida
Los antojitos no son malos, pero la clave esta en balancear y en las cantidades



En resumen, empezar el día con un desayuno equilibrado y nutritivo puede tener un impacto significativo en tu salud mental y emocional al ayudar a regular los niveles de azúcar en sangre, aumentar los neurotransmisores relacionados con el estado de ánimo, mejorar la concentración y el enfoque, y reducir los antojos y la compulsión alimentaria. Así que la próxima vez que te sientas ansioso o abrumado, tómate un momento para disfrutar de un desayuno reconfortante y nutritivo. Tu mente y tu cuerpo te lo agradecerán.




Fuentes:

  • Smith, A. P. (1992). Breakfast and mental health. Social Science & Medicine, 34(7), 791-798.

  • Wurtman, R. J., Wurtman, J. J., & Regan, M. M. (2003). Effects of normal meals rich in carbohydrates or proteins on plasma tryptophan and tyrosine ratios. The American journal of clinical nutrition, 77(1), 128-132.

  • Leathwood, P. D., & Pollet, P. (1982). Diet-induced mood changes in normal populations. Journal of psychiatric research, 17(2), 147-154.

  • Blundell, J. E., & Finlayson, G. (2004). Is susceptibility to weight gain characterized by homeostatic or hedonic risk factors for overconsumption?. Physiology & behavior, 82(1), 21-25.



Entradas recientes

Ver todo

Comments


bottom of page